5 iglesias del Camino Francés que debes visitar.

camino

No podemos negar que el principal motivo para realizar el Camino de Santiago es la religión. Si tu peregrinaje y un viaje espiritual y religioso y realizas el Camino Francés, necesitas conocer cuáles son las Iglesias del Camino Francés.

A medida que avanzamos nuestro viaje nos encontramos con diversas iglesias y monasterios, los cuales han servido como guía espiritual de los peregrinos a través de la historia.

Ya sea que tu viaje sea religioso o no, el conocimiento de estas estructuras imponentes y majestuosas es una experiencia que debes vivir.

5 iglesias del Camino Francés que debes visitar.

Santa María de Eunate.

Rumores dictan que su origen viene de los Templarios, aunque nada está confirmado. Está considerada como una de las más originales de todas las iglesias, pues posee forma octogonal.

Colegiatas de Roncesvalles.

Sabemos muy bien que Roncesvalles es famoso por su arte, el cual podemos ver reflejado en esta magnífica iglesia. Construida en siglo XIII, fue hecha para exhibir la estructura gótica de la época, siendo creada para parecerse al movimiento arquitectónico de París de ese entonces.

San Martín de Tours.

Fue edificada por el monasterio de Doña Mayor de Castilla en el siglo XI, está dotada de increíbles figuras religiosas y mitológicas que de seguro será inevitable que veas. Pese a ser tan antigua, ha sido restaurada en diversas ocasiones, eso sí, sin perder su personalidad antigua.

San Isidoro de León.

SI quieres conocer las iglesias del Camino Francés, ese deseo estaría incompleto sin conocer esta. Aunque fue atacada en situaciones pasadas, en el siglo XI vuelve a ser reconstruida.

Santuario de Santa María la Real.

Y como ya es costumbre, esta también fue fundada por monjes, pero esa vez benedictinos, y en su momento contaba con hospedaje y hospital para los peregrinos agotados.

Un camino espiritual.

A lo largo y ancho de todo el peregrinaje, vamos a encontrar iglesias del Camino Francés.

Recuerda que estas iglesias imparten misas diferentes a las que oímos siempre. Dado que están enfocadas a la peregrinación, se vuelven una forma perfecta para contagiarse del espíritu jacobeo. Anímate a aprender sobre ellas.

La naturaleza se encarga de aliviar nuestros males dándonos tan hermosos paisajes durante el camino, pero el alma requiere algo más allá y, para muchos; ese algo se encuentra dentro de un templo.

Conoce a los monjes cercanos a las iglesias, habla con el sacerdote de turno para saber la historia y tómate tu tiempo para aprender cuanto puedas. Pero eso sí, no dejes de conocer nada durante tu travesía.

El Camino de Santiago es un paisaje único e irrepetible que cambiará tu vida y la forma en que viajas para siempre.

camino