Cuatro aspectos en los que fijarse al comprar sábanas online

sabanas

Si no estás acostumbrado todavía a comprar  ropa de cama online quizás te preguntes en qué debes de fijarte para acertar y realizar la mejor adquisición para tu casa. Estos cuatro consejos te ayudarán a llevar a cabo una buena compra sin tener miedo a los errores propios de quienes van de compras online por primera vez.

La composición

Este es uno de los puntos más importantes en los que has de fijarte al realizar una compra de ropa de cama por ordenador. No puedes tocar el producto, pero puedes saber qué es lo que quieres. Por ejemplo, para verano tal vez busques sábanas frescas de algodón cien por cien. Si miras la composición y detalles como el número de hilos no será difícil saber qué calidad de sábanas tienes delante.

Lo mismo pasa con otra ropa de cama, como los rellenos nórdicos, en los que hay que fijarse en el material del relleno y en su gramaje para poder determinar su calidad.

La marca

La marca es también muy importante, especialmente si vas a comprar ropa de cama que no es de un tejido natural. Determinar la calidad de un tejido de poliéster puede ser complicado, pero hay pistas que nos van a decir si estamos ante un producto de calidad y la marca es una de las más importantes.

Confía en las firmas españolas de toda la vida ya que suelen ofrecer la mejor calidad y siempre a precios muy ajustados.

El tamaño

Por supuesto, asegúrate de estar comprando ropa de cama del tamaño adecuado. Para eso debes de conocer las medidas de tu cama y saber si son estándar, pero también el alto del colchón, especialmente si estás usando algún colchoncillo para hacerlo más confortable, ya que esto puede hacer que necesites unas sábanas más grandes para que se ajusten bien y para que cubran correctamente todo el colchón.

Lo mismo sucederá con las colchas, ya que con un colchón muy alto ocurrirá que la cama también quedará más alta y tal vez, la colcha pueda verse corta.

El diseño

El diseño no deja de importante, aunque no sea lo primero que hay que mirar. Pero una vez que hemos visto que todo lo demás encaja, hay que buscar ropa de cama que nos guste y que hagan que la habitación quede con la imagen que más nos apetece.