Repuestos nuevos vs usados

buscardesguaces

Todo vehículo requiere recambios, incluso si el mismo permanece inactivo, porque hay piezas que se van deteriorando por las condiciones externas, o por la misma inanición va haciendo que algunos fluidos causen estragos, se pierda presión de los neumáticos, entre otros daños. Mantenerlo circulando, también implica lo suyo, bien por desgaste o por otros factores que demandan repuestos casi permanentemente.

Ahora bien, en el mercado hay varias opciones, podemos hacer una primera clasificación que consiste en los representantes de las marcas. Desde este punto de vista, aquellos que gozan de gran reputación por su buena trayectoria, se les consideran originales, algunos coinciden con la misma firma del vehículo,  mientras que otros tantos suplen a diversas fábricas y ensambladoras.

El otro grupo que corresponde a la clasificación antes mencionada, son los llamados genéricos o marcas blancas. Estas piezas son fabricadas por empresas no muy reconocidas, no necesariamente porque sean malas, sino que tal vez pertenezcan al sector de PYMES. Sin embargo, sí hay repuestos cuya calidad es deplorable.  Hay quienes aseguran que es una cuestión de suerte.

Pero aquí profundizaremos la clasificación que tiene que ver con los repuestos nuevos vs los usados.

Repuestos nuevos

Tienen íntegra toda su vida útil y gozan de la garantía de los fabricantes. En sus empaques suelen explicar aspectos relevantes, como formas de uso, recomendaciones y especificaciones técnicas. Algunos repuestos llegan a costar mucho dinero.

Repuestos usados

El tiempo de vida útil es variable, algunos pueden estar casi completos y a otros si apenas les queda una duración bastante corta. La garantía depende del vendedor, no obstante, si es un establecimiento comercial está obligado a emitir un certificado de garantía según lo que estipula la ley, de lo contrario, tal vez ni se comprometan con eventuales fallas. No siempre se dispone del empaque original, por lo tanto, quizá no se pueda siquiera llegar a tener certeza de la marca. El precio suele ser significativamente más barato en comparación a los nuevos.

Los desguaces

Viendo la explicación previa, pareciera descabellado comprar recambios de segunda mano. Y en efecto, puede ser así, si se compran fuera de los desguaces. Como se mencionó, este mercado posee gran incertidumbre para quienes se arriesgan a comprar en otros lugares que no sean establecimientos legales.

Los desguaces solo venden piezas que están en perfecto estado, cumplen con la garantía estipulada por la ley, a veces hasta dan más tiempo. En España estos negocios se pueden ubicar en la web buscardesguaces.es.