Tras un divorcio

guiadepsicologos

Cuando nos casamos soñamos que es para toda la vida, se supone que te estás uniendo al ser que más amas y que ese sentimiento es correspondido. En muchos casos, se enfrentan a otros, familiares y amigos, para defender esa relación hasta que logran concretarla en un acto tan significativo como lo es el matrimonio.

Si bien son las mujeres quienes más demuestran emoción por contraer nupcias, los hombres no pueden negar que la felicidad también les embarga. Y así llegan a formar un hogar, lleno de ilusiones y un sinfín de planes. Entre ellos, lo más común es que tengan hijos, como curso normal de la vida, lo que provoca una mayor necesidad de permanecer juntos.

No obstante, ningún matrimonio escapa de los problemas conyugales. Afortunadamente algunos logran superarlo, pero otros tantos deciden poner fin a la relación. Y aunque a simple vista pareciera algo negativo, si se evalúan las causas se puede concluir que, para ciertos casos,es lo más acertado para evitar males peores.

Una vez separados hay que acarrear las consecuencias y enfrentarlo de la manera más conveniente y, sobre todo, con dignidad y respetando al otro, y, por ende, así mismo. Si bien algunos pretendan persuadir y luchar por mantener el matrimonio, eso no puede ser a costa de denigrarse, ni incurrir en manipulaciones. Hay que saber cuándo no hay remedio y que posponer dicho paso, solo podría ser alargar la agonía.

Mejor solo o con ayuda?

No todos asumimos lo que nos toca vivir de la misma forma, algunos pueden superar con mayor facilidad esos traumas que otros. Incluso, hay quienes aparentan que todo está bien, pero llevan un gran pesar internamente. Cada quien debe evaluarse y sincerarse consigo mismo su situación. Lo importante es saber que no tenemos que enfrentar un cambio de esa magnitud solos.

Partiendo de que no es nada extraño, más bien algo muy común en la actualidad, este tipo de situaciones son estudiadas a nivel profesional, ello está a cargo de los psicólogos, quienes se preparan para recibir pacientes que atraviesan por esas circunstancias. Existen varios casos que se pueden padecer, como por ejemplo, que alguien se deba separar aun cuando siga enamorado del otro. O que tenga miedo de enfrentar la vida sin la pareja. O los que han sido víctima de maltratos de cualquier índole.

Para cada problema hay soluciones y estrategias a seguir que muy bien pueden ser indicadas por los psicólogos. En España estos profesionales se encuentran a través del directorio online www.guiadepsicologos.com.